DERMATITIS DE PAÑAL COMO PREVENIRLA

CONSEJO DE SU FARMACEUTICO AMIGO
BEBE LLORANDOP

Cómo puedo prevenir las rojeces en el culito de mi bebé?
La fastidiosa dermatitis del pañal en bebés provoca rojeces e irritaciones en la piel de tu bebé que le hacen estar incómodo y llorar a todas horas. Hoy te proponemos soluciones para prevenir este problema de forma natural y con productos ecológicos respetuosos con lo más delicado de tu bebé: su piel.

Montañas de pañales, cambios interminables,… Esta es la realidad de madres y padres cuando un bebé llega a casa. El uso de los pañales convencionales que existen en el mercado puede provocar rojeces e irritaciones en la piel de tu bebé y muchas veces hasta conseguir que esté incómodo e incluso llore.

¡No desesperes! La irritación que provoca la dermatitis del pañal en la piel de vuestros bebés se puede prevenir. Y con una solución muy ecológica: productos bio respetuosos con el medioambiente y con la piel del bebé que calmarán las molestias y la irritación en muy poco tiempo.

Dermatitis del pañal: ¿qué es?
La dermatitis del pañal es una irritación o erupción de la piel del culito de los bebés y zonas de alrededor que se caracteriza porque la zona afectada se pone roja e irritada, puede causar escozor, picor o  incluso dolor. Aparece porque la piel que se queda tapada por el pañal no transpira apenas y se mantiene siempre húmeda ( por la orina y las heces del bebé) lo que provoca que en contacto con las sustancias químicas de la orina en descomposición la piel se irrite y aparezca la dermatitis del pañal.

Es importante prevenir y tratar este problema a tiempo porque una vez la piel empieza a irritarse y ponerse roja es más propensa a tener dermatitis se puede convertir en un problema más grave si no tenemos cuidado. Si el problema ya está instaurado, hay que introducir alguna crema tratante en el proceso recomendada por tu pediatra. Si tienes dudas, sabes que siempre te recomendamos acudir a tu pediatra o médico de cabecera.

Causas de la dermatitis del pañal
Orina y heces: los restos de orina y heces del bebé en descomposición causan sustancias químicas e irritables que alteran la piel del bebé causando escozor y molestias
Dientes: la aparición de los dientes de leche a los 7-9 meses puede causar dermatitis del pañal porque la saliva se vuelve más ácida. Al tragarla acidifican las heces y el pipí, lo que provoca la irritación y las rojeces del culito.
Hongos: se instalan en las zonas más calientes y húmedas del bebé como los pliegues de las ingles y se extienden por las zonas de alrededor sobreinfectando la dermatitis. Normalmente se inicia la dermatitis o enrojecimiento y, posteriormente, se infecta por los hongos ante la bajada de defensas de esa piel agredida.
Abuso de jabones: una limpieza exagerada o el uso de jabones o cremas varias no respetuosas con la piel de los bebés puede provocar rojeces, irritación, incluso heridas en el culito del bebé.
 

Culito irritado, ¿cómo mejorarlo de forma natural?
¿Tu bebé llora cada vez que lo cambias? Posiblemente tenga el culito irritado y pueda convertirse en una dermatitis del pañal si no pones solución a tiempo. Ten en cuenta que puedes prevenir y mejorar la piel de tu bebé de forma natural y hacerlo de forma más fácil con productos ecológicos especiales para bebés que te ayudarán a controlar la aparición de este problema.

No te fíes de la publicidad, los pañales de hoy en día son absorbentes pero no aíslan la humedad al 100%. Pueden mantener el culito seco unas horas pero lo mejor es que se lo cambies cada vez que lo manche o lo moje. ¡No te obsesiones! tampoco se trata de que estés como un detective buscando pipís a cada rato, pero eso sí intenta no dejar muchas horas seguidas el pañal a tu pequeño y cámbialo cuando pueda estar mojado.

Las toallitas ¡esas grandes amigas! nos facilitan mucho la vida y los cambios de pañal pero no son perfectas. Debes saber elegirlas, que no contengan limpiadores agresivos y, por el contrario contengan agentes calmantes. Debes saber que hay otras opciones para limpiar el culito del bebé en los cambios de pañal.  Si puedes, lava y seca bien la zona afectada del bebé con cada cambio (sobre todo si hay heces) con una esponjita suave y húmeda para eliminar por completo los restos de pipí es lo mejor para mantener la piel del bebé fuera del contacto con agentes que puedan irritarla. Si ya tiene el culito irritado, debes saber que limpiarlo con toallitas convencionales le puede escocer y el agua le puede resecar mucho. En estos casos es mejor limpiar con un aceite natural, por ejemplo: aceite de oliva, de almendras, de caléndula… retirándolo suavemente con pañuelos de celulosa o algún material textil que no le arañe la piel. También existen en el mercado toallitas oleosas que nos pueden facilitar esta higiene si estamos fuera de casa.

Limpies como limpies el culito de tu bebé es muy importante secarlo bien antes de poner un nuevo pañal y que evitarás que el pañal se quede húmedo hasta el próximo cambio.  Si estás en casa te recomendamos que dejes unos minutos el culito al aire para que se seque. En ocasiones, ésto puede resultar difícil ya que puede hacer frío, no disponer del tiempo suficiente o encontrarte en la calle. En esos casos, te recomendamos secar con pañuelos de celulosa suaves, los más suaves que encuentres, dándo pequeños golpecitos sobre la piel para retirar el exceso de humedad, intentando no arrastrar para no irritar. Si limpias con aceite no es necesario el paso del secado. Recuerda que siempre debes intentar que la piel quede lo más seca posible para que no prolifere la irritación y las rojeces.

Queremos proponerte otra solución natural que te puede interesar: los pañales de tela. Son una alternativa cada vez más usada porque son económicos, ecológicos, de fácil lavado y cuidan mucho más la piel del bebé.

Te puede interesar

Boletín de noticias