Las vitaminas

Novedades 07/10/2016
Las vitaminas y los minerales son sustancias imprescindibles para el buen funcionamiento de nuestro organismo.
vitaminas-minerales

Todas tienen una característica común: nuestro organismo no es capaz de producirlas, o lo hacen en cantidades insuficientes. Por esto es necesario reponerlas diariamente por medio de una dieta equilibrada o con la ayuda de un complejo vitamínico y mineral.

Vitamina A
Es vital para el crecimiento normal y para la buena salud de la piel, cabello, uñas y ojos.

Vitamina D
Asegura un correcto desarrollo y crecimiento de huesos y dientes. Regula la absorción del calcio y del fósforo.

Vitamina E
Interviene en la formación y funcionamiento de los glóbulos rojos, músculos y otros tejidos. Protege, además, a los ácidos grasos frente a la oxidación.

Vitamina K
Necesaria para la coagulación normal de la sangre. Es prácticamente imposible que en las personas se den carencias de esta vitamina, por ello en la mayoría de los complejos polivitamínicos no se incluye.

Vitamina C
Refuerza el sistema inmunitario. Contribuye al buen estado de huesos, dientes y vasos sanguíneos. Interviene en la formación del colágeno (el "cemento" que une las células) y en la absorción de hierro.

Vitaminas del Grupo B
Es un grupo formado por 8 vitaminas: Vitamina B1, B2, B5, B6, B12, biotina, vitamina PP y ácido fólico. Todas ellas intervienen en el metabolismo de hidratos de carbono, grasas y proteínas, es decir, en los procesos   que transforman lo que comemos en energía para las células. Son fundamentalmente para las células nerviosas y sanguíneas. Está demostrado que las deficiencias de vitaminas de este grupo afectan negativamente al estado de ánimo.

Ácido Fólico
El ácido fólico desempeña un papel crucial en el crecimiento de los tejidos. Su déficit, sobre todo en las primeras etapas del embarazo, puede provocar defectos en el sistema nervioso del feto, que se harán evidentes el en momento del nacimiento. Por todo esto, es importantísimo que toda mujer en etapa fértil se asegure de que los niveles de ácido fólico sean los adecuados (0,4 mg/día).

Calcio
Es la sustancia que más abunda en nuestro organismo, después del agua. Interviene en la transmisión nerviosa, y forma parte de la estructura de huesos y dientes. Hasta los 25 años, somos capaces de almacenar el calcio de nuestra dieta en los huesos. Esta facultad se va perdiendo con los años. Cuando el calcio de nuestra dieta es insuficiente, el cuerpo lo extrae de los huesos. Estos se hacen progresivamente más porosos y frágiles, pudiendo aparecer la osteoporosis. Esta enfermedad es siete veces más frecuente en la mujer que en el hombre, y afecta al 33% de las mujeres mayores de 65 años.

Hierro
Este mineral forma parte de la hemoglobina que está en los glóbulos rojos y su misión es la de transportar el oxígeno a las células. La mujer presenta pérdida  periódicas de este mineral durante la menstruación. Por eso, se debe prestar especial atención al aporte de esta sustancia, que no se absorbe fácilmente. Su carencia puede provocar trastornos sanguíneos como la anemia.

Tu Farmacéutico te aconseja, pregúntale cualquier duda

Te puede interesar